"La igualdad comienza cuando reconocemos que todos tenemos el derecho a ser diferentes"

jueves, 16 de diciembre de 2010

¿Qué es Homofobia?


La homofobia es uno de los trastornos psicosociales más extendidos en Latinoamérica. Su característica principal es la negación (“yo no sufro de homofobia”), por esto se le puede llamar el enemigo silencioso.

Homofobia se refiere al rechazo, odio, miedo, perjuicio hacia las personas homosexuales y esto causa la discriminación a esta población.

También exite la Transfobia, que es odio dirigido a las personas Trans, con la principal connotación que se les rechaza por querer ser y adoptar comportamientos correspondientes al otro sexo; y la Lesfobia que es el odio dirigido a mujeres lesbianas.

Lo debe estar claro es que la Homofobia NO es una fobia, como podemos apreciar en la siguiente comparación:



Fobias en General
Homofobia
Emoción
Miedo
Odio
Conducta
Evitación
Acercamiento y desafío
Contagio social
Una persona con fobia no busca trasmitirla a otros
Una persona que padece de homofobia usa estrategias explícitas e implícitas para transmitirla a quienes se encuentran a su alrededor.
Conciencia del trastorno
Presente por lo general
Ausente en la mayoría de los casos





Cuando se viole los Derechos Humanos de una persona con VIH o de la diversidad sexual se acude a:

  •  Ministerio Público
  • Jueces del Poder Judicial
  • Policía Preventiva Nacional, DGIC
  • Comisionado Nacional de los Derechos Humanos
  • CIPRODEH
  • Asociaciones de personas homosexuales que trabajen el tema de derechos humanos.
Fiscalías que dan respuesta según su tipo:

  • Fiscalía de los Delitos Comunes
  • Fiscalía de los Derechos Humanos
  • Fiscalía Especial de la Niñez
  • Fiscalía Especial de la Mujer
  • Fiscalía Especial de las Etnias
  • Fiscalía Especial del Medio Ambiente
  • Fiscalía Especial Contra La Corrupción  
El tratamiento contra la Homofobia cobra la forma de una intervención psicosocial donde los puntos cruciales se ubican en:
  • Identificar las creencias negativas asociadas a la homosexualidad.
  • Obtener información verdadera acerca de las complejidades de la sexualidad humana.
  • Desarrollar empatía y aceptación frente a las diferencias de los demás (y las propias, aceptando que cosa es lo que se es y otra “lo que se supone” que se debe ser).
Todo lo anterior se traduce en crear un nuevo conjunto de creencias que permitan la inclusión de la diversidad que existe en la naturaleza, la sociedad y cada uno de los individuos. En corto, implica desarrollar una actitud de apertura al cambio, una cultura de inclusión.

Por ser un trastorno psicosocial también deben hacerse intervenciones comunitarias y sociales:

  • Dimensión política: leyes y políticas públicas de Inclusión, respeto a la diferencia y garantías de derechos civiles para todos.
  • Dimensión organizacional: políticas internas, normas, códigos de ética, manuales de procedimientos y prácticas organizacionales a tono con la diversidad.
  • Dimensión comunitaria: prácticas sociales de inclusión y respeto, con tolerancia cero a la discriminación, la violencia simbólica y el abuso físico.
  • Dimensión familiar: espacio para la diferencia entre los miembros de la familia, educación para la diversidad y el respeto de la diferencia.
  • Dimensión individual: lenguaje para referirse y aceptar a la diversidad interna o propia, así como respeto de la de los demás.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada